sábado, 26 de noviembre de 2011

Si no fueras tan gilipollas, serías perfecto.

que cada vez que te llamo chulo, prepotente y te digo que te odio, solo quiero decirte que en realidad ya no puedo vivir sin ti.

1 comentario:

  1. Al final lo acabamos admitiendo. Tienes un premio en mi blog! pasate :)

    ResponderEliminar

eh, ¿dónde ivas? Originalidad ante todo.. :)
Si tanto te gusta, deja tu comentario!